Propuestas y preocupaciones sobre

Reconstrucción sostenible

Antes de la emergencia sanitaria, el planeta entero ya se encontraba en una emergencia climática. Este hecho debe de ser la base para empezar a trazar cualquier línea para la salida de la crisis económica y social que empezaremos a vivir tras el confinamiento.
Durante el confinamiento hemos podido comprobar en primera persona la necesidad de fomentar el comercio de proximidad en nuestros territorios o las dificultades que tenemos para poder pasear de forma segura si las ciudades no están pensadas para la participación activa de las personas. Los últimos datos, indican que la contaminación en España ha caído hasta un 55% desde el 14 de marzo debido al poco uso del transporte de combustibles fósiles. Esto demuestra una vez más la necesidad de apostar por medios de transporte más respetuosos con el medioambiente, como es la bicicleta, que además en esta circunstancia ha demostrado ser el más preventivo ante la propagación de la COVID-19 y más saludable para las personas.

Hábitos de vida sostenibles

Debemos hacer una gran reflexión y autocrítica sobre cómo nuestra propia actividad influye en la sostenibilidad del planeta y encontrar un equilibrio en el que, saliendo a la calle, estudiando, trabajando, etc. no sigamos poniendo en peligro la supervivencia de este, así como solicitar a las administraciones a que tomen medidas valientes que aseguren la estabilidad del planeta y la propia seguridad de la ciudadanía.

  • Sensibilizar sobre nuestros modelos de consumo (durante el confinamiento se está reduciendo el consumo, repensar los productos que consumimos y las necesidades).
  • Promoción de hábitos de vida sostenibles en casa durante y tras el desconfinamiento.
  • Concienciar de la necesidad de activar la economía de proximidad (comercio de proximidad y a pequeñas empresas) y asignar recursos de la PAC para que el comercio de proximidad sea rentable para productores y consumidores.
  • Dar recursos a pequeños agricultores para producir durante la época de confinamiento, para evitar la distribución de alimentos a gran escala.
  • Adaptación de las ciudades para el transporte en bici, promocionándolo y asegurando la accesibilidad de este servicio para personas jóvenes.
  • Los municipios deben ceder espacios a la ciudadanía para que puedan pasear y practicar deporte, así como activar la creación de espacios verdes en los que las personas se puedan juntar con las medidas de seguridad sin la necesidad de tener que acudir a un establecimiento privado.

Políticas verdes

Las personas jóvenes seguiremos liderando la lucha contra el cambio climático y poniendo en la agenda política la necesidad de una transición energética justa y el cambio de modelo hacia una economía circular en la que se apoye al sector de la agricultura. Las medidas que se tomen para la recuperación de la crisis de la COVID deberán hacerse desde una perspectiva sostenible. Es el momento de repensar el modelo de país y mundo que queremos, entre todas las instituciones se debe construir una salida verde de esta crisis.

  • Promocionar y facilitar la viabilidad del turismo sostenible como vía de reconstrucción del sector turístico. Para ello es importante que se creen mecanismos que ayuden a que los niveles de contaminación, consumo de energía y generación de residuos de los lugares más visitados se reduzcan. Promocionar e invertir para ofrecer un entorno urbano y rural de calidad, adaptado a todas las personas, en el que puedan pasear y disfrutar con seguridad del espacio.
  • Necesidad de dar seguimiento a los acuerdos adoptados en la COP25. Generar alternativas para trabajar la próxima COP de forma online y contando con la participación de jóvenes y las entidades que están liderando este tema.
  • Garantizar el acceso universal a la energía renovable y limpia, teniendo en cuenta las situaciones socioeconómicas de las personas, especialmente en el colectivo juvenil y las distinciones entre regiones. Que la energía que se proporciona desde las administraciones públicas sea renovable y limpia.
  • Facilitar la adaptación de empresas y administraciones a modelos de funcionamiento más sostenibles medioambientalmente.


Comparte las propuestas sobre reconstrucción sostenible en